Los lémures de Madagascar

Mi gran miedo es que de hecho hayamos sido visitados por vida inteligente extraterrestre, pero eligieran no contactar con nosotros tras concluir que no existe vida inteligente en la Tierra.

Neil DeGrasse Tyson – Astrofísico y presentador de la reedición de la mítica serie ‘Cosmos’.

Dos de los grandes sinsentidos del ser humano son la afirmación de Dios y la negación de la existencia de vida inteligente fuera de nuestro planeta. Extraño desarrollo cognitivo ese que afirma lo racionalmente imposible y niega lo altamente probable. Pero más allá de todo ello, resulta descorazonador comprobar que la huella del antropocentrismo inútil sigue marcada a fuego en el ser humano. Lo está en los que se anclan a sus dogmas y también en quienes se atreven a reconocer que no tenemos todas las respuestas. E incluso en los que pertenecen al segundo grupo se aprecia un iracundo malestar cuando los cimientos de los más aperturistas se tambalean con declaraciones radicales como la de arriba.

Neil DeGrasse Tyson

Existen pocas razones, y todas ellas poco probables, para pensar que podamos contactar con una civilización extraterrestre por nuestros propios medios. El cúmulo de variables que deberían darse de manera simultánea en ambas civilizaciones para que el esquema de comunicación más simple (Emisor-Mensaje-Receptor) se produjese con éxito invita a pensar que solo una serendipia cósmica podría hacer realidad este viejo sueño.

1) ¿Qué significa ser inteligente?

El DRAE lo define como la capacidad de entender o comprender. Ambigua postura la de los académicos. ¿Comprenden las abejas, los pájaros o los simios? La segunda acepción es “capacidad para resolver problemas”. Todos los seres vivos del planeta resuelven algún tipo de problema que se interpone entre ellos y su supervivencia. Encontrar comida, guarecerse de las inclemencias del tiempo, elaborar una estrategia de defensa contra depredadores enemigos y desarrollar habilidades o características para ser elegido en los rituales de apareamiento son solo algunos de ellos. Incluso entre los microorganismos, ¿no es la adaptación a un determinado entorno la resolución de un problema per se? ¿No es el hecho mismo de existir una prueba palpable de que todos los seres vivos, de alguna forma, son inteligentes? Entendiendo que sí, y que el intelecto tiene escalas, ¿podría ser nuestro escala intelectual insignificante para otra forma de vida? Por supuesto. ¿Estarán también debatiendo esto dos lémures en un acantilado de Madagascar mientras se fuman un canuto de hojas secas y contemplan un atardecer? Improbable pero, ¿imposible?

 2) La brecha tecnológica

Cuando el hombre desarrolló la habilidad de crear fuego, hace 790.000 años, probablemente sintió una sensación de superioridad similar a lo que hoy experimentaríamos si, provistos de una nave intergaláctica, descubrimos una civilización que se encuentra haciendo lo propio en estos momentos. Y habida cuenta de que no tenemos la tecnología para aventurarnos a otro planeta con una nave tripulada en misión de reconocimiento, sería osado negar que de producirse un hallazgo, nosotros seríamos la civilización pasiva. Hecho que nos coloca en la certeza de que, dada la superioridad del hipotético descubridor, solo seríamos conscientes de su existencia si ellos lo deseasen. La única opción viable para descubrir vida similar o inferior intelectualmente a la nuestra es que, a través de nuestras herramientas y tecnologías espaciales de búsqueda, la otra civilización utilice códigos similares y compatibles para establecer una comunicación. Teniendo en cuenta que la evolución de las civilizaciones está intrínsecamente ligada a la dimensión-tiempo, esto es algo equiparable al hecho de que te atropelle alguien de tu misma edad, nacido el mismo año, el mismo día, a la misma hora y exactamente en el mismo segundo que tú. Los lémures de Madagascar se acaban de estremecer.

Contact - texto
Escena de la película ‘Contact’

3) El universo es un router de 56k

La soledad, en términos relativos, parece ser una de los principales pilares de las leyes naturales de universo. Para empezar, la vasta extensión del cosmos (se expande a velocidad ascendente) hace que el paso del tiempo disminuya la probabilidad de que dos civilizaciones que existan simultáneamente se encuentren. Eso si no ocurre que ambas civilizaciones vivan en galaxias en rumbo de colisión, lo que convertiría el encuentro en un diálogo más bien corto.

Pero incluso suponiendo que existan dos civilizaciones con códigos de comunicación similares y que se produzca el contacto, la probabilidad de que cuando el receptor descubra el mensaje el emisor se haya extinguido es altísima, casi absoluta. Porque el universo es tan grande como ineficaz en materia de transmisión de datos. Si la máxima velocidad posible son 300.000 km/s (la velocidad de la luz, o de las ondas electromagnéticas como las de radio) sería como si la reina Isabel le preguntara a Colón qué tal va todo por las américas. Cuando la reina leyese la respuesta el mensaje estaría obsoleto.

Teniendo todo esto en cuenta, resulta absurdo buscar vida en otros sistemas tan lejanos al nuestro cuando ni siquiera conocemos los secretos que alberga nuestro propio planeta (las profundidades del océano están prácticamente inexploradas) y mucho menos nuestro sistema solar. Intentar conocer a nuestros vecinos antes de conocer nuestra propia casa. Que esos vecinos quieran conocernos a nosotros es algo discutible, más si tenemos en cuenta nuestro carácter beligerante y la ineficacia histórica para mantener el equilibrio social y natural en paz. Los lémures acaban de terminarse el canuto. Asienten con la cabeza mientras bostezan con ojos lacrimosos. El sol se pone en Madagascar.

K-Pax final

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s