Más vale lo bueno por conocer…

Una persona cualquiera, sin rostro definido, dice adiós. Ase el trolley haciendo añejo el refrán carretera y manta, y se dispone a huir. Porque de su tierra ha de huir como un grumete servil en un barco que zozobra con la quilla partida en dos. La naturaleza de los tiempos es implacable y el oleaje peligroso. Pudieran llamarla cobarde, pero no está de más recordar que a William Wallace se lo ventilaron de todas formas. Y tampoco convendría olvidar que el bueno de Wallace luchaba por algo a lo que amaba. Muchas de estas personas abandonan sumidas en el desamor patrio y el antichovinismo.

Quien escribe se convertirá pronto en una de estas personas, salvo gol de Iniesta en el último minuto. Pero no habrá drama alguno pues es del drama de lo que, llegados a este punto, uno se aleja. El refranero español es sabio salvo por la incomprensible frase más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. Uno de los dichos más absurdos de la cultura española. Un parecer el mío que bien podría estar equivocado, pero que también comprende cosas como que el verdadero sacrificio es quedarse y no largarse. El avance hacia lo inexplorado genera un nerviosismo bueno, de ese que te mantiene alerta. A sabiendas de que un futuro sin croquetas maternas parece ser la única puerta a una felicidad indefinida, indescriptible y distante. Quién lo hubiera imaginado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s