Archivo de la categoría: Cine

La Tierra Media hinca la rodilla

– “Se acerca un grupo de orcos, no son más de un ciento“.

– “Me encargaré de ellos“.

Con esta prepotencia salida de los labios de Thorin Escudo de Roble sentencié a El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos. Y no solo a la tercera entrega, sino a todas las demás. La segunda trilogía de Peter Jackson ambientada en el universo de Tolkien es un sinsentido de principio a fin, una historia alargada hasta extremos mercantilistas que se abordó sin tener en cuenta el legado que debía conservar. Un espíritu que no es otro que el de la que probablemente sea la mejor saga de fantasía de este siglo: El Señor de los Anillos. Seguir leyendo La Tierra Media hinca la rodilla

Anuncios

La lata perdida

El infame Dennis Nedry la perdió en un torrente de Isla Nublar poco antes de morir a manos de un Dilofosaurio. Pero, ¿sigue allí?

Una inocente lata de espuma de afeitar de la marca americana Barbasol fue el contenedor perfecto para que el corrupto y avaro Dennis Nedry sabotease el sistema informático de isla Nublar con el objetivo de robar ADN de dinosaurio para venderlo al mejor postor. Amante del azúcar en cualquiera de sus variantes, el rechoncho programador se disponía a huir de la isla con su botín en medio de un terrible temporal cuando tuvo un encuentro inesperado con un aparentemente simpático Dilofosaurio. Ciego y destripado, murió sin percatarse de que el recipiente que contenía el ADN de una amplia gama de dinosaurios quedaba sepultado en un torrente de agua y barro. Nada más se supo de él. Con la cuarta película de la saga Parque Jurásico en ciernes, ¿qué fue de esa lata? Seguir leyendo La lata perdida

Noé y la apología del ateísmo

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.

Génesis

Y la luz inundó la sala número diecisiete recordándome que ese ejercicio cinematográfico debía al menos entretenerme para dar por bueno el desembolso de la nada desdeñable cantidad de 3,90€, que para un tieso practicante de la mendicidad pudiente, ya es bastante. Y vaya si me entretuvo.

Porque Noé es una felación al ateísmo. Y si me queréis zurriagar que sea junto al Arzobispo de Granada, para oírle gritar a él también. Lo es por muchos motivos, entre ellos no tomarse en serio la obra literaria en la que se inspira y tampoco a sí misma como narración cinematográfica. ‘Noé’ es el sinsentido de otro sinsentido aún mayor, lo que la sublima como una experiencia que sobrecoge por igual al creyente y a su antítesis natural, aunque por motivos muy distintos. Seguir leyendo Noé y la apología del ateísmo