Los lémures de Madagascar

Mi gran miedo es que de hecho hayamos sido visitados por vida inteligente extraterrestre, pero eligieran no contactar con nosotros tras concluir que no existe vida inteligente en la Tierra.

Neil DeGrasse Tyson – Astrofísico y presentador de la reedición de la mítica serie ‘Cosmos’.

Dos de los grandes sinsentidos del ser humano son la afirmación de Dios y la negación de la existencia de vida inteligente fuera de nuestro planeta. Extraño desarrollo cognitivo ese que afirma lo racionalmente imposible y niega lo altamente probable. Pero más allá de todo ello, resulta descorazonador comprobar que la huella del antropocentrismo inútil sigue marcada a fuego en el ser humano. Lo está en los que se anclan a sus dogmas y también en quienes se atreven a reconocer que no tenemos todas las respuestas. E incluso en los que pertenecen al segundo grupo se aprecia un iracundo malestar cuando los cimientos de los más aperturistas se tambalean con declaraciones radicales como la de arriba.

Neil DeGrasse Tyson

Seguir leyendo Los lémures de Madagascar

El cerdo que se atrevió a soñar

“Aquellas escenas de terror y matanza no eran lo que ellos soñaron aquella noche cuando el Viejo Mayor, por primera vez, los incitó a rebelarse.” – Rebelión en la granja

La fábula distópica de la fábula satírica es la ensoñación más indeseable de todas. Porque generalmente procede de raíces tangibles en el mundo que respiramos al tiempo de imaginarla. Ahora imaginad un cerdo cualquiera. Un cerdo alejado del canon orwelliano de despotismo animal; un cerdo reimaginado como miembro de la multitud. Sin poder dentro de una granja de calima gris. Soñador.

Este cerdo creció oyendo a sus contemporáneos hacer uso de la innegablemente rica y vasta naturaleza del refranero de su comarca. ‘Engordar para morir’, decían. Nunca lo entendió del todo. Ahora, consciente, decidió oponerse. Una circunstancia que se torna inminente y en la que como cerdo se ve sobrepasado por el hecho de tener que luchar contra sus enemigos y contra sí mismo. Enemigos incorpóreos ante los que es complicado embestir. Seguir leyendo El cerdo que se atrevió a soñar

¿Por qué no se quedó E.T. con nosotros?

Recién desenterrado el considerado por muchos como peor videojuego de la historia, y sepultado en Nuevo México en 1983 tras su estrepitoso fracaso en ventas, queda al descubierto la naturaleza humana. E.T., no sabes lo que ganaste al irte.

aptopix-atari-dig-1

Seguir leyendo ¿Por qué no se quedó E.T. con nosotros?

Razón versus fe, el debate a ninguna parte

Los orígenes del raciocinio son difusos. Cuándo se produjo la primera descarga sináptica que hizo florecer un entendimiento proyectado más allá de todo proceso secuencial anterior es un verdadero misterio. Actualmente, es al Homo Heidelbergensis, antepasado evolutivo de nuestra raza que existió hace alrededor de 600.000 años, a quien se le atribuyen los primeros indicios del pensamiento simbólico. Esta es, probablemente, la diferencia fundamental entre los seres humanos y el resto de los seres vivos de este planeta. En Grecia se terminó de moldear la plastilina. Seguir leyendo Razón versus fe, el debate a ninguna parte

La despedida | Microrrelato

La cinta sobre sus ojos no le permitía apreciarlo con claridad, pero el sol en retirada cubría de tonalidades doradas todo cuanto le rodeaba. Atisbó las costuras entreabriendo los párpados y reconoció que era lino. Sintió la robustez y el cimbreo de los cuartos traseros de lo que creyó identificar como un saddlebred americano de color castaño. Al paso, en una travesía que suponía ya una condena de muerte, no pensó en cosas importantes. Se limitó a sentir con todas sus fuerzas, pues su estancia en el mundo acabaría pronto. Oyó el piar de los pájaros y el pasar del viento a través de las hojas de trigo. Tenía las manos atadas a la espalda y la cuerda de pita empezaba a cortarle la circulación en las muñecas, pero todavía podía mover los dedos. Y lo hizo, pues el pelaje de un saddlebred bien cuidado era para un sureño como él lo más parecido a la seda que podía acariciar. Y con dificultad lo consiguió, y comprendió que la suavidad de aquel caballo era la última cosa bella que la vida le regalaría. Seguir leyendo La despedida | Microrrelato

Teoría de la cerveza y la inevitable destrucción de la humanidad

“Con humanidad y democracia nunca han sido liberados los pueblos”

Adolph Hitler, ‘El judío, el enemigo de los pueblos’

La humanidad está condenada a su destrucción. Y si existe todavía algún iluso que opine lo contrario quizá cambie de opinión tras leer lo que tengo que exponer aquí. O quizá vaya a por una cerveza, quién podría decirlo. Lo cierto es que tarde o temprano desapareceremos como raza, no sé si antes o después de que la azarosa concatenación de sucesos universales nos lance una roca gigantesca en llamas, pero la ensoñación de Pieter Brueghel el Viejo en su magnífica obra ‘El Triunfo de la Muerte’ se hará realidad. Seguir leyendo Teoría de la cerveza y la inevitable destrucción de la humanidad

Noé y la apología del ateísmo

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.

Génesis

Y la luz inundó la sala número diecisiete recordándome que ese ejercicio cinematográfico debía al menos entretenerme para dar por bueno el desembolso de la nada desdeñable cantidad de 3,90€, que para un tieso practicante de la mendicidad pudiente, ya es bastante. Y vaya si me entretuvo.

Porque Noé es una felación al ateísmo. Y si me queréis zurriagar que sea junto al Arzobispo de Granada, para oírle gritar a él también. Lo es por muchos motivos, entre ellos no tomarse en serio la obra literaria en la que se inspira y tampoco a sí misma como narración cinematográfica. ‘Noé’ es el sinsentido de otro sinsentido aún mayor, lo que la sublima como una experiencia que sobrecoge por igual al creyente y a su antítesis natural, aunque por motivos muy distintos. Seguir leyendo Noé y la apología del ateísmo